El uso de baremos de valoración de la funcionalidad y de la dependencia de cuidados en personas mayores: prácticas, avances y direcciones futuras

Accesible PDF image
Autor
León-Moncada, Santiago;
Terra, Francisco
Fecha
Jun 2022
El aumento creciente en el número de personas mayores y en la prevalencia de enfermedades crónicas a nivel mundial ha determinado un cambio en el enfoque de los sistemas de atención, de cura y tratamiento de enfermedades, hacia un mayor enfoque en la gestión de las condiciones de salud. Este cambio busca promover la calidad de vida de las personas mayores a través de la mejora en la funcionalidad, aunque en el contexto de una o múltiples condiciones de salud. Esto ha generado algunos desafíos prácticos y metodológicos con respecto a las mejores formas de conceptualizar, evaluar y gestionar (mantener, restaurar u optimizar) la funcionalidad y la necesidad de cuidados con el fin de brindar servicios y apoyos adecuados y oportunos a las personas mayores en situación de dependencia temporal o permanente de cuidados.
En América Latina y en algunos países europeos se ha adoptado el uso de baremos para la evaluación de la funcionalidad y las necesidades de ayuda para realizar las tareas de la vida diaria, incluyendo a población con, o en riesgo de, deterioro funcional. Esta evaluación puede ser usada para informar tanto las decisiones gubernamentales sobre la oferta de servicios de atención de largo plazo a nivel agregado, como la oferta de servicios a cada persona. Sin embargo, la implementación de baremos en la región es muy reciente y resta mucho por conocer acerca de su capacidad para evaluar y clasificar las especificidades relacionadas a la funcionalidad de las personas mayores, así como para direccionar con efectividad la oferta de servicios de cuidados a esta población.
El objetivo de esta nota técnica es brindar una visión general sobre el estado actual del desarrollo y aplicación de baremos en América Latina y en países europeos buscando proporcionar a los gobiernos elementos para desarrollar o mejorar sus sistemas de evaluación de funcionalidad y necesidad de cuidados entre las personas mayores, y con ello avanzar en el desarrollo de sus sistemas de cuidados de larga duración a esta población