Titulación de tierras rurales y derechos de propiedad: ¿Legislar a las pequeñas propiedades rurales como bienes de familia inembargables mejora el bienestar de los pequeños productores familiares?

Autor
Hossiso, Kassu W;
Lence, Sergio H.
Fecha
Sep 2018
La titulación de tierras y sus derechos de propiedad han sido un tema central de las políticas agrícolas y de desarrollo rural por muchos años. La titulación de tierras facilita el acceso al crédito mediante su uso como colateral, por lo que induce inversión en la finca y mejora la productividad agrícola. Este estudio evalúa una política particular en Bolivia, donde la legislación limita a los pequeños agricultores y ganaderos familiares el uso de su tierra como colateral, con el objetivo de prevenir que vendan su tierra en respuesta a shocks temporales y salvaguardar la fuente de ingreso familiar, evitando el embargo y enajenación de sus activos. Esta publicación analiza el efecto de esta política en los precios de la tierra, para investigar si el bienestar de los pequeños productores rurales mejora o no debido a esta medida de protección, evaluando si el impacto positivo sobre el precio de la tierra de la prima de riesgo generada por la inembargabilidad del activo tiene un efecto mayor que el impacto negativo de la restricción de acceso al crédito que reduce la inversión óptima. Se asume que las diferencias en precios de compraventa de la tierra reflejan diferencias en los beneficios futuros esperados, por lo que se consideran una medida de bienestar. Utilizamos una base de datos única con 2.609 transacciones registradas en el Departamento de Santa Cruz, Bolivia, entre 2010 y 2015 para determinar si ser clasificado legalmente como un productor familiar afecta el precio por hectárea de la tierra. Definimos el análisis considerando una pequeña variación en la vecindad del punto de corte legal de “pequeños agricultores” y de “pequeños ganaderos” para controlar por otros factores heterogéneos no observables que puedan afectar el precio de la tierra. Los resultados indican que los efectos son heterogéneos entre la clasificación de agrícolas y ganaderos. El precio de las haciendas ganaderas esta negativamente asociado con la definición legal de “pequeña unidad productiva” ganadera, implicando que el efecto negativo de la restricción de capital domina al efecto positivo de la prima por riesgo generado por la inembargabilidad, mientras que los opuesto es cierto para los agricultores. Nuestros resultados tienen importantes implicaciones de política y el potencial de mejorar la eficiencia. Una opción posible seria la implementación de políticas de legislación de tierras diferenciadas por tipo de tierra, y otra el permitir a los agricultores y ganaderos que se autoseleccionen en la clasificación legal de tierra, potencialmente mejorando el bienestar de los negativamente afectados por esta restricción.