Las tutorías como estrategia para apoyar procesos de inclusión social juvenil: Evidencias y desafíos
DATE
Jan 2017
Los avances experimentados por América Latina y el Caribe en materia de desarrollo social han impulsado la necesidad de servicios diferenciados para potenciar la inclusión de grupos específicos y para responder de manera más efectiva a sus vulnerabilidades. En el caso de la juventud, etapa clave en la vida donde se acumulan competencias y se generan condiciones para una vida adulta autónoma y plena, los programas de tutoríashan surgido como una alternativa promisoria para la reducción de conductas de riesgo y para potenciar trayectorias positivas. La generación de un vínculo de confianza estable con un par adulto no familiar actúa
como un factor de protección, al ofrecer un modelo positivo de conducta en un momento clave de transición hacia la vida adulta. La expectativa es que un proceso de tutoría pueda generar impactos en el desarrollo socioemocional, cognitivo y de conformación de
la identidad del joven. En este estudio nos proponemos analizar algunas evidencias recientes sobre programas
de tutoría individual. Aspectos como el perfil del tutor, duración del vínculo, periodicidad y tipo de actividades, entre otros, determinan la efectividad de esta metodología. También los resultados son variables dependiendo del objetivo que se busca alcanzar, tal como
desempeño académico, mejora de autoestima o reducción de conductas de riesgo. El estudio también presenta tres programas promisorios de la región que trabajan con
poblaciones juveniles en riesgo utilizando tutoría profesional. Se trata de Caminho Melhor Jovem, del Estado de Río de Janeiro en Brasil; Abriendo Caminos, del Sistema de Protección Social, Seguridades y Oportunidades de Chile, y Jóvenes en Red del Gobierno nacional del Uruguay.