Informe preliminar del caso de estudio: Adaptación al cambio climático y manejo integrado de los recursos hídricos en La Ceiba, Honduras

Fecha
Aug 2015
EDITOR
Ducci, Jorge
El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha reconocido que sus actividades en los países de América Latina y la Región del Caribe y tienen un gran potencial para ser impactados por los efectos del cambio climático. Este es particularmente el caso para proyectos de saneamiento y el sector hídrico (WSA, por sus siglas en inglés) que se encuentran actualmente en las etapas de planificación y ejecución en la región. La mayoría de las experiencias de adaptación en el sector de WSA se han desarrollado a una escala global, con limitada experiencia existente a nivel local (por ejemplo, a escala de cuencas). Esta brecha presenta un reto para desarrollar el conocimiento sobre el área que profundiza la experiencia del BID en materia de adaptación al cambio climático en el sector de WSA y ayuda a definir las políticas y mejores prácticas en la adaptación a nivel regional y del país. Esto es especialmente aplicable a los países de Centroamérica. El objetivo de este proyecto de Cooperación Técnica es apoyar el proceso para aumentar la capacidad de adaptación al cambio climático en las comunidades en Centroamérica. Al tomar en cuenta la variedad de posibles riesgos y vulnerabilidades, los planes para futuras inversiones en infraestructuras hídricas y de saneamiento pueden integrar conceptos que reduzcan la vulnerabilidad y aumentar la resiliencia a los riesgos climáticos, lo que llevaría a resultados de desarrollo más sostenibles. Actualmente Honduras es considerada uno de los países más vulnerables al cambio climático en América Latina debido a su alta exposición a fenómenos meteorológicos extremos. Seis de los doce huracanes más fuertes del siglo 20 han impactado Honduras, incluido el huracán Mitch en 1998, que ha sido la tormenta más severa, que se sepa, que haya azotado la región. La tormenta provocó inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra, lo que causó un estimado de 10.000 muertes, destruyendo el 70% de la infraestructura vial del país y la red de agua potable, y dio lugar a grandes pérdidas de cultivos. Los pronósticos del cambio climático para Centroamérica sugieren un aumento en la frecuencia e intensidad de las tormentas tropicales y eventos de intensa pluviosidad. Además, las proyecciones climáticas sugieren también, que el nivel del mar podría subir hasta 60 cm para el año 2050, ejerciendo una mayor presión sobre las zonas costeras ya vulnerables. Estos peligros naturales son una preocupación particular en la ciudad costera de La Ceiba, Honduras. Este caso de estudio es un ejemplo de un enfoque potencial para hacer frente a la adaptación y la reducción de la vulnerabilidad en una ciudad costera en desarrollo. Esta experiencia de adaptación ha dado lugar a una estrategia de adaptación de las partes interesadas, centrada en el sector de la WSA, que combina medidas de infraestructura y medidas basadas en políticas para reducir la vulnerabilidad a una serie de riesgos naturales, desde la elevación del nivel del mar a inundaciones de ríos y del litoral, a la contaminación de fuentes de agua potable. Las lecciones aprendidas en La Ceiba es probable que sean aplicables a otros esfuerzos en la región donde se aborde la sensibilidad del litoral frente al cambio climático como una prioridad importante. De cara al futuro, los resultados de este Proyecto de Cooperación Técnica serán utilizados para informar el diseño de medidas de adaptación locales y específicas para abordar los impactos del cambio climático en el sector de la WSA.