Evaluación del Programa de País: Nicaragua (2008-2012)

Fecha
Oct 2012
La Evaluación del Programa de País (CPE): Nicaragua, concluye que el programa del Banco se ajustó al Plan Nacional de Desarrollo Humano del gobierno, en cinco áreas que son fundamentales para el crecimiento y la reducción de la pobreza. Desde la perspectiva de desarrollo, una omisión importante en el programa del Banco fue la falta de atención a la gobernanza ¿ área que en el CPE anterior fue identificada como prioridad para estrategias futuras. Durante el periodo evaluado, el Banco desempeñó un rol central en el financiamiento de la brecha fiscal del país, lo que representó creciente demanda del país en el contexto de la crisis económica mundial. No obstante, restricciones de tiempo durante la primera serie de préstamos programáticos basados en políticas, limitaron los esfuerzos analíticos para identificar reformas de políticas importantes, resultando en un contenido de políticas relativamente débil en esos préstamos. . Aun con el significativo aumento de recursos concesionales asignado a Nicaragua y la mayor en la programación, se registró una mejora de la eficiencia en la ejecución del programa. En lo que se refiere a la efectividad en el desarrollo, los resultados a nivel de proyecto se documentaron, en general, de forma insuficiente. Por otra parte, en ocasiones el Banco no previó en forma adecuada el tema del financiamiento de costos recurrentes por los servicios iniciados con los préstamos de inversión, lo que llevó a la suspensión prematura de programas, debilitando la eficacia de la inversión inicial. Dadas estas conclusiones, OVE recomienda que el Banco: (i) lleven a cabo más tareas de diagnóstico y análisis para delinear el posible rol del Banco y su valor agregado; (ii) respalde a Nicaragua en el mejoramiento de la eficiencia del gasto público, lo que incluye el sector eléctrico; (iii) trabaje con el gobierno para fortalecer la medición e información de resultados a nivel de proyectos; (iv) identifique posibles fuentes de financiamiento para la absorción de gastos operacionales por parte del gobierno una vez terminado el financiamiento del Banco; y (v) considere proveer formas de acceso a facilidades de préstamos de emergencia para los países D-2, a fin de satisfacer sus necesidades fiscales en períodos de crisis.