Políticas agropecuarias y liberalización comercial en Centroamérica en el marco del DR-CAFTA
DATE
Sep 2018
El tratado de libre comercio entre los países de Centroamérica, República Dominicana y los Estados Unidos (DR-CAFTA), que entró en vigencia en el 2006, estipula un proceso de desgravación para los productos agrícolas, con desgravación diferenciada para los productos denominados “sensibles”, muchos de los cuales se desgravarán por completo entre 2021 y 2024. En los años posteriores a la ratificación del tratado, los países miembros del DR-CAFTA han presentado una mejora general en sus indicadores de producción agrícola. No obstante, la composición de las exportaciones de los países estudiados no ha cambiado de forma sustancial. Las estimaciones realizadas muestran que el proceso de desgravación tendría un impacto positivo en el excedente del consumidor y en el bienestar social, al reducir o eliminar las pérdidas de eficiencia social provocadas por la protección. Sin embargo, los productores necesitarán incrementar su productividad para que no se vean afectados por la desgravación arancelaria del DR-CAFTA. Si no se toman medidas especiales, el DR-CAFTA puede provocar una pérdida de excedente del productor a nivel regional de alrededor de US$ 1,000 millones una vez que los procesos de desgravación hayan terminado. En paralelo al proceso de desgravación, los países miembros del DR-CAFTA han reformado las políticas de apoyo para sus productores agropecuarios, con diferencias importantes en la distribución de los apoyos entre países. El presente estudio muestra diferentes alternativas de políticas que se podrían usar de acuerdo con el nivel de sensibilidad de cada producto en cada país.