Hechos estilizados de transporte urbano en América Latina y el Caribe

Fecha
Mar 2019
La población urbana en América Latina y el Caribe (LAC) se ha incrementado significativamente en las últimas décadas. Actualmente, casi el 80 por ciento de la población de LAC vive en ciudades, es decir, más de 525 millones de personas, y se proyecta que esta tendencia continúe. En la región, cuantas más personas, más autos. Las tasas de motorización en la región continúan aumentando, mientras que la proporción de viajes en transporte público disminuye. La sostenibilidad financiera del sector de transporte público urbano en LAC se encuentra comprometida. La mayoría de los proveedores de servicios no cubren sus propios costos operativos y la productividad del transporte público se ha estancado, o inclusive ha disminuido, con el paso del tiempo. Esto representa un escenario desafiante para la mejora de los servicios de transporte en la región, especialmente desde una dimensión de calidad. Las personas en LAC viajan distancias más cortas, pero su tiempo de traslado es más largo que en los países desarrollados. Las encuestas muestran que los usuarios en la región están insatisfechos con la calidad del transporte público, no solo con los tiempos de traslado, sino también en términos de comodidad y limpieza, y en relación a las tarifas que pagan. Las mujeres se ven particularmente afectadas ya que dependen considerablemente más del transporte público que los hombres. Por otra parte, los efectos sobre las emisiones de CO2 son notorios, lo que compromete la sustentabilidad ambiental. Además, los datos muestran que la electromovilidad aún está lejos de ser una realidad en la región.
Los hechos estilizados presentados a continuación describen un escenario desafiante para el transporte urbano en LAC. El análisis incluye información actualizada sobre los retos, riesgos y trade-offs que enfrenta la región si los actuales patrones de movilidad permanecen sin cambios.