Economía de plataformas y empleo: ¿Cómo es trabajar para una app en Argentina? (Resumen ejecutivo)

Fecha
May 2019
El fenómeno de las plataformas digitales cuenta con cerca de diez años a nivel global y ha significado una de las mayores disrupciones en el mundo del trabajo, pero es relativamente reciente en la Argentina. A principios de 2016 operaban en ese país cinco plataformas, todas de capitales nacionales. A partir de ese año, principalmente como producto de la flexibilización del sistema de pagos al exterior y otros factores, se aceleró el ingreso de nuevas plataformas y filiales de empresas extranjeras, lo que favoreció a su vez un flujo de nuevas inversiones dirigidas a las plataformas de origen local ya instaladas.
En efecto, durante los dos años sucesivos se incorporaron al menos ocho nuevas plataformas que ofrecen oportunidades de generación de ingresos. Sin embargo, la información vinculada a las formas de trabajo a través de plataformas digitales no está alcanzada por las estadísticas oficiales, por lo que las mismas quedan invisibilizadas en otras categorías: ocupados no asalariados, trabajadores por cuenta propia, algunas formas de trabajo atípico asalariado o trabajadores informales.
El presente estudio constituye la primera iniciativa de clasificación, caracterización y análisis del trabajo a través de plataformas en Argentina, e incluye un relevamiento específico de más de 600 casos, la Encuesta a Trabajadores de Plataformas 2018 (ETP 18). https://publications.iadb.org/es/base-de-datos-de-la-encuesta-trabajadores-de-plataformas-en-argentina-2018-etp18-de-la-publicacion
Los resultados del estudio demuestran que, aunque el fenómeno todavía presenta un desarrollo incipiente, el conjunto de usuarios-proveedores de servicios a través de plataformas digitales representaba en 2018 el 1% del total de ocupados de la Argentina, es decir, más de 160.000 trabajadores registrados. Esa cifra abarca realidades muy diferentes que van desde la persona que transporta pasajeros o mercaderías en su vehículo a través de plataformas como Uber, Cabify, Glovo o Rappi, hasta quien diseña piezas gráficas en su hogar utilizando Workana o Freelancer, o quien pone en alquiler temporario una habitación en su departamento a través de la plataforma Airbnb.

Una conclusión que se desprende de este trabajo de investigación es que la economía de plataformas ofrece nuevas oportunidades para generar ingresos y cumple un rol de contención social frente al desempleo y la subocupación, pero también genera retos en la regulación y desafía el alcance de las normas laborales, fiscales y de protección a los trabajadores que fueron pensadas para la economía tradicional. La economía de plataformas digitales democratiza la generación de ingresos, flexibiliza la oportunidad y la manera de generar esos ingresos, y facilita el acceso al trabajo. Sin embargo, también conlleva desafíos para sus trabajadores: más precariedad y volatilidad laboral y menos acumulación de capacidades.

El documento Economía de plataformas y empleo. ¿Cómo es trabajar para una app en Argentina? analiza de manera pormenorizada las diferentes aristas de la economía de plataformas y plantea, a partir de sus conclusiones, algunos posibles lineamientos de política pública. El estudio completo lo puede encontrar aquí: https://publications.iadb.org/es/economia-de-plataformas-y-empleo-como-es-trabajar-para-una-app-en-argentina