Dentro de las prisiones de América Latina y el Caribe: Una primera mirada al otro lado de las rejas

Fecha
Sep 2019
Desde el año 2000, la población reclusa de América Latina y el Caribe ha aumentado su tamaño un 120%, mientras en el resto del mundo incrementó un tímido 24%. El crecimiento alarmante de la población carcelaria ha colapsado los sistemas penitenciarios y pone en riesgo el principal propósito de la cárcel: la reinserción social de los internos. El mayor obstáculo para comprender las problemáticas penitenciarias ha sido la falta de información estadística de calidad, pertinente y oportuna. Para ahondar en el entendimiento sobre quiénes son los privados de libertad y cómo viven, el Banco Interamericano de Desarrollo impulsó la aplicación de encuestas penitenciaras en 14 países de la región. Con la información reportada por más de 11,000 internos hemos construido una inédita y sólida base estadística que aporta información clave para mejorar las políticas de reinserción de los privados de libertad. Por ejemplo: tienen lazos con el mercado laboral; son cabezas de sus familias, pero no tienen contacto con ellas; son jóvenes y una proporción sorprendente es mujer.