Expandiendo acceso a agua potable y saneamiento en pequeñas comunidades rurales: Resultados de la encuesta de línea de base de una evaluación de impacto experimental
Date
Nov 2016
El acceso a agua potable y saneamiento continúa siendo uno de los retos de desarrollo más importantes de América Latina y el Caribe, especialmenteen zonas rurales. Entre 1990 y 2015, más de 200 millones de personas
ganaron acceso a una fuente mejorada de agua y a saneamiento adecuado. Sin embargo, las disparidades de acceso entre zonas urbanas y rurales
siguen siendo significativas. Actualmente ocho de cada diez personas sin acceso a una fuente mejorada de agua y nueve de cada diez personas sin
acceso a saneamiento residen en zonas rurales. La práctica de defecación al aire libre también es más frecuente en zonas rurales, donde continúa
efectuándola el 12% de la población, versus el 1% en zonas urbanas. En Bolivia se observan tendencias similares. Según datos del Censo 2012, el acceso a agua por cañería de red es del 68,3% de los hogares a nivel nacional, pero sólo del 40,3% en zonas rurales. El censo también reporta que mientras
el 30,1% de los hogares de todo el país carece de servicio sanitario de baño o letrina, en zonas rurales la cifra aumenta al 62,4%. Por otro lado, la
defecación al aire libre es del 46% en zonas rurales versus un 4% en zonas urbanas. Los niños menores de 5 años de edad son particularmente
vulnerables a situaciones de ausencia de servicios de agua y saneamiento. El uso de agua no potable y las malas condiciones de saneamiento los exponen a parásitos y vectores de contaminación presentes en el ambiente, que pueden
afectar su crecimiento y desarrollo. Para atender este déficit de infraestructura de agua y saneamiento, el Estado Plurinacional de Bolivia, con el financiamiento y apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo y de la Cooperación Española, diseñó un programa de agua y saneamiento
(AyS) focalizado en comunidades rurales cuya población sea inferior a 500 habitantes con el objeto de: i) aumentar la cobertura de AyS en estas comunidades, ii) reducir el riesgo de enfermedades de origen hídrico en niños menores 5 años, iii) disminuir las prácticas de defecación al aire libre, y iv) mejorar la productividad de los adultos en hogares que dedican un promedio de 3 horas diarias a tareas de recolección y acarreo de agua. El programa beneficia a comunidades rurales de menos de 500 habitantes localizadas en cuatro departamentos del país: Chuquisaca, Potosí, Cochabamba y La Paz. Las intervenciones consisten en la construcción de sistemas de abastecimiento
de agua y de soluciones individuales de saneamiento. Mediante el programa también se promueve la creación y fortalecimiento de organizaciones
comunitarias, comités de agua o CAPYS, para la administración, operación y mantenimiento de los sistemas de agua; y la implementación de actividades de educación y cambio de comportamiento en materia de higiene y uso adecuado del recurso e infraestructura. La instrumentación incluye así dos dimensiones o componentes: infraestructura y desarrollo comunitario (DESCOM).