Breve 1: Establecimiento de prioridades en base a evidencia: La teoría y la práctica
Date
Jul 2015
¿Por qué establecer límites y prioridades? En el mundo existe mucha variabilidad entre países en el tamaño del gasto en salud per cápita, y el monto tiende a variar positivamente con el ingreso per cápita (PIB), donde los países más ricos gastan más en salud. Desde el punto de vista económico, cuanto más grande el tamaño del sector de salud, más productivo el sector, más empleo y crecimiento. Sin embargo, ¿cuánto gasto en salud es suficiente? Incluso en Estados Unidos, el país que más gasta en salud en el mundo, es cada vez más notoria la preocupación del público por el alto gasto en salud que se tiene y por el valor agregado que se obtiene con este. ¿Ofrece esta alta inversión un buen retorno en términos de salud, teniendo en cuenta que los EE.UU. ocupan solo el lugar 37 en la lista de países ordenados según su expectativa de vida, después de Puerto Rico, Costa Rica y Cuba? Las necesidades en salud son infinitas y los recursos son escasos. Es necesario establecer límites para este gasto, para que haya balance con otros sectores y otras necesidades de la sociedad. Además hay que asegurar que la inversión en salud se haga a cambio de mejoras reales de la salud de la población. El Reino Unido es un caso interesante en este contexto, ya que existe un consenso bastante grande de la necesidad de establecer límites. Como lo afirma el Comité Parlamentario de Salud del RR.UU: El sistema nacional de salud del RR.UU., al igual que cualquier otro sistema de salud en el mundo, público o privado, tiene que establecer prioridades y elegir. El tema no es si hay que elegir, sino cómo estas decisiones son tomadas. Hay entonces conciencia de que no se puede pagar por todo, ni siquiera por todo lo que es clínicamente efectivo. La pregunta no es entonces si se debe o no priorizar el gasto, sino cómo hacerlo. Este es el tema de esta nota de política.