Nota Técnica: Sector Salud
Date
Nov 2009
Uruguay es un país con una estructura demográfica envejecida para los parámetros de la región. Esto se debe al proceso demográfico tradicional que combina la disminución progresiva de la natalidad junto con la reducción de la mortalidad en edades tempranas. A esto se agregan los flujos de emigración que son relativamente altos. Esta estructura demográfica genera un perfil epidemiológico con una alta carga de morbi-mortalidad asociada a enfermedades metabólicas, crónicas y no transmisibles, fundamentalmente enfermedades vasculares, tumorales y endocrinológicas. Sin perjuicio de esto, las necesidades sanitarias de la población joven también generan demandas importantes. Si bien es un segmento etáreo de tamaño más bajo (cuando se compara con otros países de la región), al combinarse con marginalidad social genera riesgos sanitarios importantes. Prueba de ello son las relativamente altas tasas de mortalidad infantil, mortalidad materna y mortalidad de menores de 5 años.