Integración y democracia en América Latina y el Caribe
Autor
Tirado Mejía, Alvaro
Date
Nov 1997
Editor
INTAL
La hipótesis del trabajo de Tirado Mejía se basa en la existencia de un estrecho vínculo entre integración (en sentido amplio) y democracia (política, económica y social). De este modo, conjetura que la democracia coadyuva a los procesos de integración y que, a su vez, la integración favorece la democracia. Sin perjuicio de la hipótesis de trabajo, el autor realiza una revisión de los factores que pueden incidir en un sentido opuesto. El trabajo plantea que la sustentabilidad de los procesos de integración requiere la activa participación de la sociedad civil, definida como aquella parte de la sociedad que es autónoma del Estado y se encuentra cohesionada por un orden legal o un grupo de normas. La sociedad civil actúa entonces colectivamente en la esfera pública para expresar sus intereses y demandar acciones específicas y responsabilidades del Estado. En la primera sección de la publicación se realiza un análisis de conjunto de los retos de la democracia en América Latina y el Caribe y se resaltan los principales avances en la democratización de la región, las dificultades en la consolidación de la democracia y los problemas de gobernabilidad en el continente. En la segunda sección se formula una reflexión sobre la relación entre integración y democracia, resaltando específicamente los vínculos entre integración y democracia política y entre integración y democracia económica-social. Además, se observa como la sociedad civil desempeña un papel fundamental en cada uno de los procesos de integración que se desarrollan en América Latina y el Caribe. En la tercera sección se evalúa el potencial de la acción internacional en la búsqueda de la consolidación de la democracia a nivel continental. Partiendo del referente europeo, se analiza la dimensión democrática de distintos esquemas de integración subregional, tales como la Comunidad Andina, el Grupo de los Tres, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y el Mercado Común del Sur. Posteriormente se evalúa bajo la misma óptica el proyecto emanado de la Cumbre de Miami y la eventual creación de un Área de Libre Comercio de las Américas. En la cuarta y última sección, se hace referencia a la Organización de Estados Americanos como órgano hemisférico de concertación política que juega un papel fundamental en el fortalecimiento y la protección de la democracia en los países de la región.