Estimación de la amenaza y el riesgo probabilista por huracán en Guatemala incorporando el impacto asociado al cambio Climático
Date
Aug 2014
El estudio consiste en un análisis probabilista del riesgo de huracanes considerando los efectos del cambio climático. En el estudio se comparan los resultados de pérdidas esperadas en infraestructura pública y privada causadas por huracanes, considerando escenarios de cambio climático. La simulación de huracanes futuros fue preparada por el National Center for Atmospheric Research (NCAR) dentro del marco de la Cooperacion Tecnica Modelaje del Cambio Climático en Latinoamérica y el Caribe (RG-T1574). Para el estudio, NCAR generó una simulación de huracanes futuros, aplicando el escenario de Cambio Climático A2 del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC). Para el cálculo del riesgo de desastre de huracán se utilizó La plataforma de cómputo ¿Comprehensive Approach for Probablistic Risk Assessment¿ (CAPRA), desarrollada por el BID, Banco Mundial, Naciones Unidas-EIRD y CEPREDENAC. El estudio analiza el posible impacto de huracanes con diferentes periodos de recurrencia, desde 50 años hasta 1000 años. Además de los valores para el conjunto del país, el estudio efectúa análisis específicos de la Ciudad de Guatemala, Ocós, Zacapa, Santiago de Atitlán, Los Pocitos y Puerto Barrios. Así mismo, cada ciudad fue analizada en base al departamento, sector, sistema estructural, uso, categoría y nivel socioeconómico de la infraestructura. Conforme a este estudio, el valor expuesto de la infraestructura de Guatemala calculada es aproximadamente de US$99,017 millones. Con esta base se estima que Guatemala podría perder hasta un máximo de US$ 4,644 millones (4.7% del valor expuesto) como consecuencia de un huracán asociado a un periodo de recurrencia de 100 años (i.e. 10% de probabilidad de ocurrir en los próximos 10 años). En un escenario de cambio climático, dichas pérdidas podrían ascender a US$6,114millones (aumento de 32%). El estudio proyecta que en la zona interior de Guatemala la máxima velocidad de los vientos bajo el efecto del cambio climático al año 2055 aumentará entre el 20% al 40%, produciendo un aumento en la pérdida anual esperada (PAE) por vientos huracanados del 64% a 102%, mientras que en las zonas costeras del litoral Caribe los vientos aumentarán un 5%, con aumentos de la PAE del orden del 40%.