Fortaleciendo las capacidades presupuestarias de los Parlamentos en América Latina y el Caribe
Date
Jul 2013
En la última década, los Parlamentos han mostrado cada vez más interés y han tenido más protagonismo en el proceso presupuestario al demandar mayor información sobre el desempeño del gobierno en su gestión de los recursos públicos. Sin embargo, en América Latina y el Caribe los Parlamentos evidencian desafíos para intervenir en el proceso presupuestario y las políticas fiscales. Su capacidad de incidencia en materia presupuestaria -y más generalmente en la política fiscal y la gestión financiera pública- está inhibida no sólo por la naturaleza centralizada de los procesos presupuestarios, sino también por la falta de capacidad técnica e institucional de los propios Parlamentos en el ejercicio de sus potestades presupuestarias. Este resumen de políticas sostiene que la creación de oficinas o instituciones independientes de análisis fiscal en los Parlamentos puede contribuir a fortalecer su efectividad y responsabilidad en los procesos presupuestarios. Varios países de la región han creado o están considerando crear este tipo de mecanismos. Estas oficinas pueden contribuir a consolidar al Parlamento como un interlocutor competente y constructivo para los Ministerios de Finanzas y reducir el déficit de capacidad y de credibilidad de los Poderes Legislativos en materia presupuestaria a través de una serie de efectos, entre los cuales destacan una mayor simetría en la información fiscal; la simplificación de la información fiscal y el fortalecimiento de la calidad del análisis presupuestario; un debate presupuestario más efectivo; y una mayor alineación de incentivos entre los poderes. Esta publicación analiza las condiciones para la creación y sostenibilidad de estas oficinas, evalúa la efectividad de estas innovaciones institucionales y sopesa las lecciones de la experiencia reciente de varios países de la región. Se concluye que los Parlamentos pueden fortalecer su incidencia en materia presupuestaria no necesariamente aumentando sus poderes presupuestarios, sino mejorando sus capacidades institucionales para ejercerlos de manera más efectiva y responsable.